Empleo sin experiencia

Es un requisito habitual en los procesos de selección, las empresas que ofrecen vacantes de empleo tienen como condición la experiencia en puestos similares.

Muchos aspirantes a empleo manifiestan que las empresas les hacen pasar por interminables jornadas de pruebas y entrevistas, además de los requisitos formativos les piden mucha experiencia en un cargo similar al de la vacante de empleo.

El problema se agudiza en personas jóvenes que han pasado gran parte de los últimos años estudiando. En algunos casos los estudiantes han compatibilizado su ciclo formativo con empleos en prácticas, durante fines de semana o de forma temporal.

Para muchos candidatos el empleo se inicia con contratos precarios en puestos que poco tienen que ver con su formación y bajo condiciones salariales poco satisfactorias.

Los contratos se suelen encadenar con trabajos temporales, a lo largo de los años suelen surgir oportunidades que poco a poco se aproximan a la formación recibida.

Trabajar sin experiencia se da en jóvenes recién egresados y en personas que no tienen un alto nivel formativo. El segundo grupo termina ejerciendo un trabajo poco remunerado a lo largo de muchos años, no disponer de formación media o universitaria es un lastre para un amplio sector de la población.

Las circunstancias que provocan esta situación suelen ser económicas dentro del entorno familiar, en muchos caso estas personas forman parte de familias con serias dificultades para generar ingresos que les permitan cubrir sus necesidades básicas.

Los cabezas familia tienen problemas para sufragar los gastos de los estudiantes y ante la imposibilidad de que sus hijos accedan a los ciclos universitarios deciden dar por finalizada la formación educativa pasando estos al mercado laboral en muchas ocasiones dentro de la informalidad y en trabajos muy precarios.

Este tipo de ciudadanos son los que terminan realizando labores para las cuales no se requiere de experiencia, puesto que el trabajo es para personas con poca cualificación, el salario es acorde al empleo siendo este en muchas ocasiones muy bajo.

Las empresas que ofrecen trabajo sin experiencia suelen ser del sector servicios o comercio. En el caso de que se requiera algo de experiencia y el candidato no la tenga, se procede a un tiempo de capacitación para que se adapte lo más rápido posible al puesto de trabajo.

De igual forma los aspirantes a ofertas de empleo sin experiencia reúnen similares características, son ciudadanos que no han finalizado una formación universitaria e incluso no han podido acceder a la educación básica por los motivos anteriormente citados.

Para salir de este bucle es importante que el aspirante a empleo compatibilice su trabajo con ciclos formativos, en la actualidad hay una gran oferta formativa para todo tipo de ciudadanos, certificados y diplomados son algunos de los ejemplos de los cuales se pueden beneficiar los aspirantes a empleo para mejorar las oportunidades laborales.

En la medida de lo posible, sería aconsejable contar con una maestría, estas están disponibles en instituciones privadas y son aptas para todo tipo de ciudadanos.

Para aquellos ciudadanos que no han completado su formación universitaria es muy aconsejable que traten de realizar estudios alternativos y así dispongan de una hoja de vida más completa, especialmente en lo que a estudios se refiere.

Las administraciones públicas ofrecen capacitación para personas que no tienen una formación de alto nivel, e incluso para quienes no han podido acceder a la educación básica.

  • Share this post

Relacionado Publicaciones