Empleo en restaurantes

La gastronomía es uno de los mayores signos de identidad de los países, su cultura se plasma en comidas que en ocasiones son mundialmente conocidas. La pizza es un claro ejemplo de cómo la historia se refleja en la gastronomía de un país.

La comida es uno de los muchos reclamos que los países turísticos utilizan para atraer a millones de turistas. Esta oferta es complementaria a la cultural y otras diversas, pero no cabe duda de que el número de turistas de un país se mide por su calidad y riqueza gastronómica, ahí están los ejemplos de países como Francia, España o Italia.

Salir a almorzar o a cenar los fines de semana ya es una costumbre muy extendida en la mayoría de los continentes, para poder atender a millones de clientes es necesario disponer de miles de restaurantes con ofertas para todos los gustos.

La simbiosis oferta-demanda genera gran cantidad de transacciones, el sector de la restauración es el principal beneficiario de este tipo de negocios. Otros beneficiarios son las empresas de producción de alimentos, las empresas de transportes y las entidades bancarias.

Vacantes & ofertas

El sector de la alimentación genera miles de empleos, el último eslabón de esta cadena son los hogares, restaurantes, hoteles, centros hospitalarios y formativos.

Para dar respuesta a tantos comensales es necesaria una gran infraestructura y un equipo humano bien coordinado. Las empresas hacen verdaderos esfuerzos para poder atender con la mejor calidad a sus clientes.

Esto no sería posible sin la participación de profesionales expertos en restauración y atención al cliente. La mayoría de ellos realizan su actividad profesional después de haber pasado por un proceso formativo, otros han aprendido el oficio de forma empírica.

En el sector de la restauración se emplea a cocineros, meseros, administradores, jefes de sala y empresas de limpieza. También se emplea de forma indirecta a empresas proveedoras y de apoyo externo.

Para poder trabajar en un restaurante es necesario un periodo de formación, dependiendo de puesto a ocupar dicha formación deberá ser recibida en un centro formativo o en el propio restaurante.

El sector de la restauración se ha sofisticado de tal forma que hasta para trabajar de mesero se requiere un proceso formativo. Las exigencias son cada vez mayores y todos los profesionales debe de mejorar constantemente si quieren que el negocio mantenga su posición en el mercado.

Para ocupar un puesto de cocinero en zonas turísticas es necesario demostrar una formación de alto nivel en centros académicos creados para tal efecto. Las empresas turísticas y en especial las dedicadas a la restauración piden que los aspirantes demuestren un alto nivel para poder acceder a la vacante.

Existen prestigiosos centros formativos especializados en restauración o gastronomía, los mejores están en Francia, Italia, España y Estados Unidos. Los alumnos que finalizan los estudios de forma positiva reciben una acreditación o certificación que les da la oportunidad de entrar como cocineros en los mejores restaurantes.

El sector turístico crece de forma estable desde hace décadas, el éxito se debe al aumento en la calidad de los servicios y de las infraestructuras.

Hoy en día es factible disfrutar de la gastronomía al menos una vez al mes, y también viajar a otros países una vez al año. El aumento de la demanda para este tipo de servicios ha propiciado que también aumente la oferta, por este motivo el sector turístico, hotelero y el de la restauración son una buena opción de empleo.

Para que todo este engranaje funcione es necesario trabajar a varios niveles, el primero es la creación de un modelo de negocio que se adecúe a las exigencias del mercado.

  • Share this post

Relacionado Publicaciones