Empleo temporal

Hoy te hablaremos sobre el trabajo temporal, una de las modalidades laborales más comunes en la actualidad. Causado por muchos factores del contexto económico actual, en el presente el trabajo temporal en México es cada vez más ofertado por las empresas, este fenómeno ha terminado por incrementar la inestabilidad laboral mientras que por otra parte la oferta de empleo se ve acrecentada.

En esta oportunidad conocerás todo sobre esta modalidad de contratación y cómo repercute en el mercado y la vida de los trabajadores.

Cómo funciona el trabajo temporal

En México las empresas tienen dos formas de contratar personal de manera temporal, en seguida te explicamos cuales son.

  • Contratación directa

Este tipo de empleo temporal es el contacto directo de la empresa con su empleado, la mayoría de las empresas que realizan esta modalidad tienen su propio directorio de trabajadores temporales para acudir en caso de una vacante.

La contratación directa es muy común en empresas pequeñas, los empleados temporales llegan a ellas por recomendaciones de personas relacionadas con la empresa contratante.

  • Por medio de empresa de trabajo temporal

En la actualidad han surgido empresas dedicadas a la prestación de servicio de empleados temporales, se trata de  agencias de empleados que prestan diversos servicios a la que acuden las grandes empresas para cubrir sus vacantes temporales.

Esta modalidad es muy común en México debido a la gran cantidad de Empresas de Trabajo Temporal que han surgido. Las compañías con vacantes confían en este tipo de empresas ya que ellas se encargan de la cancelación de todos los pasivos laborales.

Tipos de trabajo temporal

Así como existen varios medios para trabajar de forma temporal, también existen diferentes tipos de contratación para trabajo temporal.

  • Trabajo temporal por prestación de servicio

Como su nombre lo dice, es un tipo de trabajo temporal que busca cubrir un servicio ajeno a la empresa. Es muy común que las Pymes contratan servicios jurídicos o contables para hacer estados de cuenta o presentar una documentación determinada, de esta forma se ahorran un puesto de trabajo fijo.

De esa misma forma se contratan trabajadores temporales para ejecutar una obra, cubrir una necesidad de servicio o realizar una actividad en un periodo estimado. Con la finalización del servicio, se cierra el contrato hasta que se presente una nueva necesidad.

  • Trabajo temporal por acumulación de tareas

En estos casos el trabajo se presenta en periodos que la carga laboral supera la capacidad propia de la empresa. Cuando existe una acumulación de tareas, las empresas se ven en la necesidad de contratar personal por un tiempo determinado.

Cuando el ritmo de trabajo vuelve a su normalidad, el trabajador temporal deja de prestar sus servicios a la empresa. La duración de este tipo de trabajo temporal es entre tres y seis meses.

  • Trabajo temporal por sustitución de personal fijo.

Esta es una forma de sustitución de empleados fijos que se ausentan por alguna razón como enfermedad, vacaciones, embarazo entre otras. Esta forma de trabajo temporal se extiende hasta que el personal sustituido se reincorpora.

Los efectos del empleo temporal han ayudado a las empresas a ser más productivas, sin embargo las personas se dedican trabajos temporales poseen muy poca estabilidad laboral, lo que implica dificultades de ingresos permanentes y carencia de beneficios laborales como seguro médico, seguridad social entre otros.

Relacionado Publicaciones