Trabajos de conductor

Los avances tecnológicos han propiciado la creación de nuevos empleos en todos los sectores. Las denominadas APPs están revolucionando el tejido empresarial, cada años son más los profesionales que se incorporan a un puesto de empleo a través de aplicaciones online.

El sector que más ha notado la llegada de nuevas empresas tecnológicas es el del transporte, aplicaciones como Uber han generado muchos puestos de trabajo independiente. Aunque hay aspectos legales que se deben de solucionar lo cierto es que muchas de estas aplicaciones digitales están ayudando a profesionales del transporte.

Las ventajas para los trabajadores son muchas, reciben ingresos derivados de su actividad profesional, gestionan su tiempo  como les interesa, están respaldados por una empresa multinacional, pueden compatibilizar su vida laboral con la familiar y mejoran la oferta de servicios del sector transporte.

Los inconvenientes para este tipo de trabajadores son la inseguridad personal en el ejercicio de su profesión, la disconformidad de profesionales del mismo sector como taxistas y empresas de transporte masivo de pasajeros, la competitividad y la masificación del sector del transporte.

Otro aspecto importante es el de la tributación, empresas como Uber no aportan a las arcas del estado todos los ingresos que la ley obliga para este tipo de servicios, Muchos taxistas muestra su disconformidad con este tipo de empresas debido a que no pagan los impuestos que ellos pagan.

Otro tema es el de la seguridad para el pasajero, las empresas de taxis y de transporte en bus está obligadas a disponer de unos seguros tanto de responsabilidad civil como de accidente. El limbo legal en el que se encuentran empresas como Uber y Cabify repercute en una menor seguridad para el pasajero porque la mayoría de los servicios que prestan se realizan en vehículos privados de personas particulares.

En el futuro seguirán naciendo empresas digitales que obligarán a cambiar legislaciones para garantizar la seguridad de los usuarios. Aunque este tipo de empresas llevan en el mercado muchos años parece ser que las autoridades públicas no tienen interés en regularizarlas para que cumplan como las ya establecidas desde hace décadas.

Trabajar de conductor para estas empresas debería de contar con las mismas garantías legales y de seguridad tanto para el trabajador como para el usuario, empresas como Uber y Cabify tienen las mismas obligaciones tributarias que el resto de empresas del sector, es inaudito que no paguen los mismos impuestos que el resto de los transportistas.

Este sector empresarial debe de regularizarse y la legislación debe de aplicarse por igual, por el contrario se incurre en un grave perjuicio para los que sí pagan impuestos.

  • Share this post

Relacionado Publicaciones